!Hola Mundo!

Capturan a ‘la Reina de la Heroína’

Clara Eugenia Franco es solicitada en extradición por los Estados Unidos por tráfico de drogas. Durante su captura también fueron aprehendido otros tres personajes requeridos por la justicia norteamericana
ab48998783b4abcfe1b1e0f344fcfbf5

Foto: Cortesía Fiscalía

Bogotá.- En Bogotá fueron capturadas cuatro personas, entre ellos la reconocida alias ‘Reina de la Heroína’; los otros tres sujetos fueron identificados por la Fiscalía como Rafael Alberto Lozano Garzón, Ricardo García Fierro y Fanny Daza Cárdenas.

Los cuatro capturados son requeridos por un Juez del Distrito Sur de Nueva York que los investiga por cargos de concierto para importar a Estados Unidos un kilo o más de heroína y concierto para poseer con la intención de distribuir un kilo o más de heroína.
Según las investigaciones del CTI, los cuatro implicados tenían los laboratorios de heroína en el departamento del Huila, así como su centro de operaciones en la capital del país.
Indican también que su estrategia de envío de droga a los Estados Unidos era el llamado método de ‘correo humano’, que consiste en enviar personas con droga oculta en maletas, cajas y paquetes a los Estados Unidos.

La organización delincuencial tenía diferentes rutas para el envío de la droga, las más utilizadas eran: Bogotá – Panamá – República Dominicana – Nueva York; Bogotá – Nueva York; y Bogotá – México D.F. – Nueva York.

Los cuatro sujetos, indicó la Fiscalía, serán enviados a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita Boyacá, mientras las autoridades adelantan los trámites de extradición.

El Espectador, Bogotá, viernes 23 de enero de 2009
http://www.elespectador.com/

Asesinan a tiros a un capo colombiano de la droga en Madrid

Carlos Hidalgo

Madrid.España.-  Leónidas Vargas Vargas, un importante capo colombiano de la droga -al cierre de esta edición estaba pendiente de ser confirmada su identidad de forma oficial-, fue asesinado a última hora de la tarde de ayer en el madrileño Hospital Doce de Octubre, en el que estaba hospitalizado en la quinta planta, de Cardiología. Un individuo, de aspecto magrebí según algunos testigos, le disparó cuatro tiros cuando se encontraba en su habitación, que compartía con otro paciente. A partir de ese momento se sucedieron los momentos de tensión en el centro sanitario.
El capo Vargas estaba acostumbrado a vivir en el filo de la navaja y tuvo que huir de su país para evitar tanto a la Policía como la actuación de las bandas rivales. En 2006 había sido detenido a las puertas de un hotel de Madrid con un pasaporte falso venezolano, en un momento en el que las autoridades colombianas ofrecían 5 millones de dólares por su entrega. También EE. UU. lo reclamaba por tráfico de drogas.
Hipertensión pulmonar
Este individuo, de 59 años, apodado «El Viejo Palo» y «Paras de Alicate», perteneciente al «cartel del Caquetá», estaba en libertad bajo fianza a la espera de juicio en España y padecía una hipertensión pulmonar que el pasado día 2 le había llevado a la planta de Cardiología del Doce de Octubre, aunque él aseguró en un principio tener dolencias estomacales.
Ayer por la tarde, Vargas descansaba tranquilamente en su cama de la habitación 543 cuando, sobre las ocho menos diez de la tarde, un individuo entró en ella, si bien algunas versiones señalaban que le acompañaba otro sujeto como apoyo.
El aspecto del desconocido, que se cubría la cara con un gorro y una bufanda, había llamado ya la atención de un paciente de la habitación contigua que en esos momentos daba un pequeño paseo por el pasillo de la planta: «Qué frío debe de hacer ahí fuera cuando este tío va tan abrigado», pensó, sin darle mayor importancia al asunto.
Segundos después se producía el crimen. El intruso sacó de su bolsillo un arma corta -hay quien afirma que llevaba silenciador- y disparó cuatro veces sobre el capo, que murió en el acto. Con enorme sangre fría se dirigió al compañero de Vargas, que había visto horrorizado la escena. «No te muevas, no digas nada. Esto no va contigo», le espetó mientras le encañonaba en la cabeza, dejándole paralizado por el terror. Le ordenó que se diera la vuelta. El sicario huyó.

Desplomado
Una testigo, trabajadora del hospital, vio al asesino salir a la carrera de la habitación 543 con las manos en los bolsillos. Instantes más tarde, el compañero de habitación del capo salía al pasillo, pedía auxilio y caía desplomado en el suelo.
Otra paciente de la misma planta, de avanzada edad e ingresada en la habitación situada justo enfrente de la 543, explicó por su parte que oyó alboroto y que pensó que se estaba produciendo un robo. En ningún caso imaginó que se trataba de un crimen y su sorpresa fue enorme al enterarse.
Desde entonces las carreras se sucedieron por el hospital, en medio de una enorme tensión. En pocos minutos decenas de agentes tomaban el centro sanitario y un helicóptero de la Policía Nacional vigilaba desde el exterior en medio del asombro de los visitantes, que no sabían a qué obedecía semejante despliegue.
La incertidumbre sobre cuál habría sido la ruta de escape elegida por el asesino y el hecho de que podría tener algún cómplice hizo que los encargados del caso desalojaran durante tres cuartos de hora a todos los visitantes de las plantas tercera a sexta.
Paralelamente, los policías, que contaron con el apoyo del servicio de seguridad contratado por el propio hospital, comenzaron a visionar las imágenes grabadas por las cámaras para intentar obtener las primeras fotografías del sicario. Asimismo, sin perder un minuto, comenzaron los interrogatorios a los testigos, que pudieron dar sólo una descripción de su complexión física pero no de sus rasgos, ya que como se ha señalado llevaba la cara semicubierta.
La Policía trabaja ahora para saber con quién se relacionaba en los últimos meses este capo colombiano, considerado muy peligroso y al que se acusa incluso de delitos de sangre. Es evidente, en cualquier caso, que se trata de un ajuste de cuentas relacionado con el narcotráfico, actividad de la que por lo que se ve no se había apartado este individuo tras ser puesto de nuevo en libertad bajo fianza.

Diario ABC, Madrid, viernes 09 de enero de 2009
http://www.abc.es

arma72

 

El compañero del capo colombiano asesinado tiene «mucho miedo»

EFE | MADRID Actualizado Viernes, 09-01-09 a las 19:25
jefe_de_-253x190

Fotografía de archivo sin fechar del presunto capo del narcotráfico colombiano Leónidas Vargas Vargas. (Foto: EFE/Cortesía Diario El Tiempo)

 

Madrid. España.- El compañero de habitación del narcotraficante asesinado ayer a tiros en el Hospital 12 de Octubre, que sufrió anoche un estado de ‘shock’ tras el suceso, tiene ahora “mucho miedo” tras conocer que el homicida puede ser un sicario relacionado con mafias colombianas, según trabajadores del centro sanitario cercanos al paciente.
El asesinato se produjo alrededor de las 19.50 horas, diez minutos antes de que acabara el horario de visitas en el hospital, cuando un individuo armado accedió a la quinta planta de Cardiología, concretamente en la habitación 537, donde se encontraba el narcotraficante y otra persona, ya que todas las habitaciones del centro son dobles.
El homicida amenazó a punta de pistola al acompañante de Vargas, al que pidió que guardara silencio, y acto seguido disparó cuatro tiros al ‘capo’ colombiano. Otras fuentes señalan que preguntó previamente al otro enfermo si el era Leónidas Vargas y al responder negativamente, disparó a su compañero.
Una de las enfermeras del 12 de Octubre, que estaba desarrollando su trabajo en las instalaciones, oyó un ruido procedente de la habitación en la que ocurrieron los hechos y, al entrar a la misma se encontró con el cadáver del paciente acribillado y con su acompañante en estado de ‘shock’. La enfermera tuvo que se atendida médicamente tras sufrir una crisis de ansiedad. “No la hemos querido ni llamar para que no vuelva a recordar todo lo que pasó. No sabemos si hoy vendrá o no, porque trabaja en el turno de tarde”, dijo un compañero de la enfermera del sindicato SATSE.
El paciente, de mediana edad, fue trasladado con una fuerte conmoción a otra habitación, donde fue atendido especialmente, ya que estaba ingresado por problemas cardiacos.
Fuentes sindicales aseguraron que la hora elegida por el homicida para cometer el crimen, las 19.50 horas, no fue casual, porque es el horario en el que más gente circula por el hospital, teniendo en cuenta que las visitas acaban a las 20 horas y la gente aprovecha la salida del trabajo para ver a sus familiares enfermos. “Además, ya hay mucho movimiento de camillas al acercarse la hora de la cena. Fue planeado con antelación”, recalcaron. Así, el asesino pudo escapar del hospital con rapidez y la Policía, que llegó inmediatamente al lugar, no le localizó en las instalaciones.
Por otra parte, se ha conocido que el narcotraficante colombiano utilizaba las identidades falsas de Leónidas Vargas Vargas y de José Antonio Cortés Vaquero con las que no tenía antecedentes en España.

Así lo ha manifestado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que ha informado de que la toma de huellas del cadáver por parte de agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica ha confirmado que el hombre asesinado en el hospital es José Antonio Ortiz Mora, nacido en Colombia en 1948.

Leónidas Vargas Vargas, alias “El Viejo” o “El Rey del Caquetá”, fue asesinado, con al menos cuatro impactos de bala, anoche en una habitación del Hospital Doce de Octubre de Madrid.

 

Diario ABC, Madrid, viernes 09 de enero de 2009
http://www.abc.es/

 

arma73

Policías matan a tres migrantes y lesionan a 8 en Chiapas

Trece indocumentados que salieron ilesos fueron llevados a la base de la policía estatal.
Elio Henríquez, corresponsal
image_mini

Una migrante asiática convalece en el hospital de San Cristóbal de Las Casas. Fotografía: Moysés Zúñiga.

 

San Cristóbal de Las Casas, Chis. Policías de Chiapas dispararon contra un grupo de migrantes indocumentados asiáticos y centroamericanos que viajaba la mañana de este viernes en un camión por el municipio de San Cristóbal de Las Casas. Tres fallecieron y ocho resultaron heridos.
De acuerdo con testimonios de los propios indocumentados, la agresión ocurrió alrededor de las 6 de la mañana de este viernes en la comunidad indígena El Carmen Arcotete.

José de Jesús Mejía, salvadoreño de 26 años, quien resultó herido de bala en un hombro, relató que los policías dispararon contra el camión en el que viajaban guatemaltecos, salvadoreños, hondureños, ecuatorianos y asiáticos.
En el ataque murieron dos migrantes y uno más perdió la vida cuando era trasladado al hospital de San Cristóbal de Las Casas.

El director del hospital, Bulmaro Cordero, informó que ocho heridos -tres de gravedad- se encuentran internados en ese lugar. Se trata de dos asiáticos, un salvadoreño, un hondureño y cuatro ecuatorianos.
Mejía, quien salió el lunes de El Salvador y pagaría seis mil dólares porque lo trasladaran a Estados Unidos, negó que desde el camión que los transportaban alguna persona hubiera disparado contra los policías, como se especuló.

Autoridades de El Carmen Arcotete, situada a unos cinco kilómetros de la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, aseguraron que vieron cómo los policías perseguían y disparaban contra el camión de los indocumentados.
Trece indocumentados que resultaron ilesos fueron llevados a la base de la policía estatal, con sede en San Cristóbal de Las Casas.

La Jornada, México, viernes 09 de enero de 2009, 14:31
http://www.jornada.unam.mx

arma68

Anuncios
Páginas: 1 2

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s